Nuestros Hogares

hogaresNuestros hogares convivenciales albergan niños de entre tres y 18 años cuyos derechos han sido vulnerados, ya sea por maltrato, abuso, negligencia grave y/o abandono; situaciones estas que generaron la decisión de separación de sus familia de origen por parte del organismo administrativo judicial.

En ellos nos proponemos brindar un espacio de contención y alojo seguro, abriéndoles un abanico de posibilidades que les permitan tramitar las vivencias negativas/traumáticas sufridas y reencontrarse con su sentido vital y trascendente.

En un marco de afecto, tolerancia y respeto por las diferencias, se les restituye el derecho a la educación, a la salud y a la recreación, intentando siempre basarnos en sus inclinaciones para propiciar un fortalecimiento de su resiliencia, y un amplio desarrollo de sus potencialidades primarias.

Los Hogares Convivenciales se encuentran supervisados por la Dirección General de Niñez y Adolescencia del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, bajo el convenio existente. Asimismo, el Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes realiza el seguimiento, monitoreo y fiscalización del dispositivo.

Dinámica en los Hogares

La actividad que se realiza en cada uno de los Hogares está determinada de acuerdo a la cotidianidad de cada niño, y se organiza en relación a los horarios escolares, horarios de comida, turnos médicos, etc. Los tiempos de descanso, de tarea, de juego, de higiene, de ocio, de paseos, difieren entonces para cada uno de ellos de acuerdo a las necesidades y estrategias de intervención. El horario de la cena o los espacios de encuentro planificados (asambleas), son los espacios privilegiados de integración e interrelación de todos los niños, mediatizados por los adultos que participan de los mismos.


20-al-servicio-de-nuestros-ninosAl servicio de Nuestros Niños

Más allá del dispositivo específico que se diseña para el abordaje de la violencia y el maltrato, y su consecuente plan de protección, tratamiento y restitución de derechos, hay servicios directos transversales para los niños que lo requieran.

Estos son:

  • Salud Integral: Cobertura de salud por medio del Sanatorio Güemes.
  • Integración escolar: Equipo especializado en el sostén, acompañamiento de la escolaridad, así como en la búsqueda de la escuela indicada para cada niño, niña o joven.
  • Nuevo Almacén: espacio de distribución de ropa y calzado nuevo para cada niño del Programa que lo requiera.
  • Integración Comunitaria: inserción en escuelas, clubes y otros espacios comunitarios por fuera del Programa Ieladeinu.
  • Protección legal: equipo de abogados especialistas en la protección y restitución de derechos de niños maltratados y abusados.

21-equipo-tecnicoEquipo técnico y coordinadores

El equipo técnico define la dirección y el seguimiento de la situación de cada niña, niño y adolescente alojado en nuestros Hogares (vida cotidiana, vinculación con familia de origen y/o referentes afectivos comunitarios, tratamientos, modalidad de egresos).

A su vez cada Hogar cuenta con un equipo de coordinadores que se distribuye en las distintas franjas horarias. También cuenta con personal de apoyo, que realiza tareas de mantenimiento e higiene.

La función de los coordinadores es el cuidado integral de los niños, poniendo atención en la escolaridad, la higiene, la alimentación, salud, el estado emocional, las relaciones vinculares, la recreación, haciendo un lugar al desamparo de cada niño, sosteniéndolo para protegerlo, alojándolo para dar lugar, en muchos casos, a una subjetividad inaugural, rescatando lo singular y propio de cada niño, recuperando su historia, respetando los tiempos de cada uno de los ellos.


Modalidades de Egreso

El ingreso de un niño, niña y adolescente al hogar convoca al equipo tratante no sólo a diseñar estrategias de abordaje del daño provocado por vivencias traumáticas, sino también a proyectar las posibles vías de egreso:

A. Restitución del mismo a su familia de origen.

B. Cuidados alternativos basados en familia.

C. Autovalimiento.

Programa de autovalimiento

Tiene como objetivo acompañar la salida de los adolescentes hacia un proyecto de autonomía en el que tengan todas las herramientas para valerse por sí mismos.

Esta es una etapa previa a la desinstitucionalización, entre los 16 y los 18 años, en la cual las intervenciones del programa Ieladeinu están focalizadas en propuestas orientadas específicamente a la situación del egreso de adolescentes cercanos a la mayoría de edad, brindándoles experiencias de autonomía progresiva, que propicien y faciliten su futuro egreso institucional y la inclusión social, con miras a que no vuelvan a quedar expuestos a situaciones de alta vulnerabilidad social.

Es una instancia en la que se trabaja en pos del fortalecimiento de las habilidades sociales, profundizando aquellos aspectos que hacen a su Integración comunitaria, reforzando su inclusión en redes sociales, haciendo foco en la finalización de sus estudios secundarios o en su capacitación en oficios y en la participación de los mismos en “Prácticas educativas para la futura inserción socio laboral”, que Ieladeinu está implementando.

Las prácticas tienen distintas etapas en las cuales se va capacitando en servicio a cada joven en distintas tareas que le permiten ganar experiencia y desarrollar habilidades necesarias para la inclusión en el mercado laboral formal, teniendo en cuenta su singularidad y su proyecto de vida.

La última etapa de este proceso le posibilita a cada joven realizar una práctica rentada en una de las empresas que se suman al proyecto por un período de seis meses. Dichas empresas, se comprometen a emplear formalmente al joven si logra cumplir con los objetivos previstos y adaptarse a la modalidad de trabajo requerido por la misma.

Pin It on Pinterest

Share This