Participar de la cultura y las artes es un derecho

La “conven” ¿¿Qué??
5 Julio, 2017
Derecho a la Protección
12 Julio, 2017

La Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), aprobada en 1989 y ratificada por nuestro país en 1990, reconoce el derecho de niñas, niños y adolescentes (en adelante niños) a participar de la vida cultural del lugar en donde vivan.

Ya desde su preámbulo rescata “la importancia de las tradiciones y los valores culturales de cada pueblo para la protección y el desarrollo del niño”

En su artículo 31 se reconoce “el derecho del niño al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad y a participar libremente en la vida cultural y en las artes”.

A su vez, el derecho del niño “a participar plenamente en la vida cultural y artística”, remarcando que los Estados deberán ofrecer oportunidades para que los niños puedan participar de la vida cultural, artística, recreativa y de esparcimiento (Art. 31. 2).

DíadelasBuenasAcciones (3)

En esta ocasión pondremos el foco en la recreación y la vida cultural.

La vida cultural y las artes son muy importantes porque posibilitan a cada comunidad expresar cuestiones propias de su identidad y les brindan a los niños la posibilidad de encontrarse con una visión del mundo.

Adolfo Lacuesta, Director de la Fundación Proyecto Solidario por la Infancia sostiene que la  cultura emana de la comunidad entera; por lo que ningún niño debería verse imposibilitado de acceder a la misma. Respecto al Estado, su función es actuar como facilitador de la cultura, respetando el derecho de los niños a participar libremente de la misma sin inmiscuirse salvo para asegurar su protección (1)  

El Comité de los Derechos del Niño (2) en una observación general sobre este derecho, sostiene que en muchos países aún no se ha puesto debida atención al mismo, es decir, al juego, el descanso y la recreación de los niños. En las ciudades en particular hay un incremento muy acelerado de las comunicaciones electrónicas, la comercialización de la oferta de juego, el trabajo infantil (al cual nos hemos referido  en un artículo anterior) y las demandas de las escuelas, lo cual afecta de forma negativa el ejercicio de este derecho.

ae1cf327-5101-4534-82bb-031745675848
Para que este derecho pueda ejercerse y los chicos tengan aún mayor acceso a actividades recreativas y culturales, el Comité propone entre otras acciones, que sea difundido con todo lo que ello significa, para que todos aquellos interesados, incluidos los niños, puedan conocerlo y comprenderlo.

El juego y la recreación, son esenciales para un crecimiento y desarrollo adecuado de todos los niños. Respecto a la vida cultural, es importante que los niños participen y se involucren ya que al hacerlo, reproducen, transforman y transmiten la cultura de la sociedad en la que están insertos, de muchas maneras. 

Cuando los chicos participan de la vida cultural del país o sociedad en la que viven, tienen la posibilidad de interactuar con otras culturas, lo que les permite aprender de ellas y de la diversidad.

Es función de los Estados ofrecer las condiciones necesarias para el acceso de todos los niños a la cultura y en condiciones de igualdad. Esto significa que las barreras que enfrentan muchos niños de grupos marginalizados, debieran removerse para garantizar el acceso de todos los niños a este derecho. 

Sin embargo, los chicos de todo el mundo enfrentan grandes obstáculos para descansar, recrearse y participar de la cultura de su entorno. Ambientes pobres y peligrosos, espacios públicos no adecuados, poco contacto con la naturaleza, falta de inversión en oportunidades artísticas y culturales, juegos electrónicos en exceso, presiones excesivas para logros educativos y una mercadotecnia del juego y su comercialización.   

Para que este derecho sea protegido, se propone que los gobiernos tomen algunas medidas como por ejemplo, una legislación que prohíba la discriminación para que todos los chicos tengan iguales oportunidades de acceder a este derecho, o medidas que garanticen la seguridad en las redes virtuales limitando el acceso a materiales nocivos e informando a adultos, padres, docentes y responsables de políticas públicas para que tomen conciencia de los riesgos y desarrollen estrategias que propicien  opciones más seguras y atractivas para los chicos.

También se sugiere revisar las políticas de comercialización de juegos y juguetes, especialmente aquellos que promueven la violencia y los estereotipos de género.

Para garantizar el derecho a la recreación y participación en la cultura es indispensable crear entornos físicos incluyentes para juegos, deportes y propuestas de actividades culturales para chicos de diferentes edades. 

También desde las escuelas y por supuesto desde las familias, habilitar espacios y tiempos de juego,  para realizar deportes, actividades lúdicas y culturales y que todos aquellos adultos que trabajan y están en contacto con chicos, estén formados y capacitados o conozcan sobre la  importancia de este derecho.  

Próximos a las vacaciones de invierno y para recrearse junto a los chicos, les dejamos algunos enlaces de interés con propuestas de actividades recreativas y paseos para realizar junto a ellos.

 
Bibliografía consultada:

Pin It on Pinterest

Share This