El Derecho a la Intimidad

Sobre Sucot y otras novedades de los chicos
3 octubre, 2017
Capacitación en los CPI
3 octubre, 2017

El Derecho a la Intimidad

“Ningún niño será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia ni de ataques ilegales a su honra y a su reputación. El niño tiene derecho a la protección de la ley contra esas injerencias o ataques”  (CDN)

La intimidad, un derecho plenamente reconocido en la Convención sobre los Derechos del Niño en su artículo 16, es producto de una construcción social que fue surgiendo a lo largo del tiempo. En la época antigua no existía el pudor como tal respecto de los propios espacios y necesidades.

Tal como conocemos en la actualidad la vida íntima o privada, diferente de la vida pública, fue modificándose en función de los distintos roles y funciones que las personas comenzaron a desempeñar al salir de sus viviendas e insertarse por fuera de ellas, en la vida social cultural y laboral.

En la época medieval, las viviendas no eran compartimentadas, con lo cual todas las personas, aún de diferente extracción social compartían los espacios y sus lechos.

La modernidad trajo aparejada la necesidad de “estar solo” trasformada luego en un derecho humano: el “derecho a estar solo”.

En el derecho internacional, la protección de la vida privada fue reconocida como un derecho humano por el artículo 12 de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre en 1948; el artículo 17 del Pacto de las Naciones Unidas relativo a los derechos civiles y políticos, suscripto en 1966, ratificó dichos términos.

De alguna manera, las personas comenzaron a volverse protagonistas de su propia historia y a elegir. Estas elecciones trajeron consigo la posibilidad de reservar diferentes cuestiones como, por ejemplo, los vínculos familiares, de pareja, las amistades, al ámbito doméstico y de ese modo comenzaron a diferenciarse lo público de lo privado.

A su vez, en 1989 la CDN, otorgándoles a niñas, niños y adolescentes su condición de sujetos plenos de derechos, reconoció este derecho humano fundamental para todos ellos.

Los niños desde muy pequeños y por la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran, necesitan inevitablemente de los adultos. A medida que van creciendo y adquiriendo mayor autonomía, van construyendo sus propios espacios y con ellos, su intimidad.

Sin embargo, el advenimiento de las múltiples redes sociales y su uso generaron un nuevo escenario que nos presenta innumerables desafíos tanto a los adultos como a los niños a la hora de resguardar la privacidad.

 

El derecho a la Intimidad, las redes sociales y su uso en niños y adolescentes: desafíos que se presentan hoy en día…

Como señalan las autoras María Bibiana Nieto y María Inés Montesano(*), el derecho a la intimidad permite a la persona mantener ciertos ámbitos de su vida a resguardo de intromisiones arbitrarias de terceros.

Sin embargo, en la actualidad con la difusión del uso de las redes sociales se presentan nuevos desafíos para sus usuarios, en especial para los niños

En concreto, con relación al respeto de la intimidad de los niños, surgen dificultades diversas dada la inmadurez e inexperiencia que éstos presentan por su condición de tales, la mayoría de las veces, para mantenerse a resguardo de situaciones que además de lesionar su intimidad, pueden poner en peligro su integridad psíquica y  física.

Frente a esta situación, es indispensable que adultos y niños tomemos conciencia respecto del derecho a la intimidad, para acompañar a los niños y ayudarlos a prevenir situaciones que dañen su imagen y/o reputación o los pongan en peligro.

Tal como señalan estas autoras, sería conveniente establecer procedimientos que contribuyan a resguardar el derecho a la intimidad de los menores de edad, por ejemplo, mediante la existencia de protocolos de actuación para las instituciones educativas y afines.

 

 
Bibliografía consultada:
Convención sobre los Derechos del Niño (1989) XII JORNADAS INTERNACIONALES DE DERECHO NATURAL Ley Natural y Dignidad Humana Redes sociales y Derecho a la intimidad de los menores de edad. Dra. María Bibiana Nieto y Dra. María Inés Montesano
 

La intimidad en acción, implementando acciones para resguardar este derecho

Con el objeto de poner de relieve el uso que se les da a las redes sociales y promoviendo a la intimidad como un derecho a resguardar, durante el mes de septiembre, el área de Promoción de Derechos y Prevención del Maltrato Infantil realizó talleres con todos los alumnos de los sextos grados de la escuela Scholem Aleijem. Ejerciendo su derecho a participar con gran entusiasmo, los alumnos debatieron, aprendieron y comenzaron a construir colectivamente propuestas para aplicar en lo cotidiano y en el uso de las redes sociales para poder contribuir a resguardar la intimidad.

Compartimos una carta que nos envió la escuela y algunas imágenes...

 

Pin It on Pinterest

Share This