Día mundial de la prevención del abuso sexual infantil

Ieladeinu estrenó su primera obra teatral
7 noviembre, 2016
Día Universal del Niño
16 noviembre, 2016

¿Qué es el Abuso Sexual Infantil?

Es una forma de violencia extrema contra las niñas, niños y adolescentes (en adelante, niños) y una grave violación de sus derechos. Sin embargo, es una realidad que existe en todos los países y grupos sociales, muchas veces oculta y silenciada.

Las familias, los ámbitos educativos, la comunidad y el Estado debemos comprometernos responsablemente para prevenir todo tipo de violencia contra los niños.

El abuso sexual comprende:

  • El acoso sexual.
  • La violación.
  • La explotación sexual a través de la prostitución infantil o la pornografía.

Respecto del Abuso Sexual, la Convención sobre los Derechos del Niño incorporada a la Constitución Nacional en nuestro país en 1995 establece en su artículo 19 que

"El Estado debe adoptar todo tipo de medidas para proteger al niño contra toda forma de perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual, mientras éste se encuentre bajo la custodia de sus padres, de un representante legal o de cualquier otra persona a su cargo".

 

Puede ocurrir en hogares, instituciones, escuelas, lugares de trabajo, en la comunidad y otros ámbitos. Según Unicef, la verdadera magnitud de la violencia sexual está oculta, debido a su naturaleza sensible e ilegal, por constituir un delito. La tolerancia social y la falta de conciencia también contribuyen a que no se denuncien muchos de los casos.

La mayoría de los niños y las familias no denuncian los casos de abuso y explotación a causa del estigma, el miedo y la falta de confianza en las autoridades.

Las pruebas indican que la violencia sexual puede tener consecuencias físicas, psicológicas y sociales graves a corto y largo plazo, no sólo para los niños sino también para sus familias y comunidades. Esto incluye riesgos de padecer enfermedades, embarazos no deseados, trastornos psicológicos, estigma, discriminación y dificultades en la escuela.

  • Casi 1 de cada 10 niños del mundo fue víctima de relaciones sexuales forzadas y otras agresiones sexuales en algún momento de sus vidas.
  • Alrededor de 6 de cada 10 niños del mundo de entre 2 y 14 años sufrieron de manera periódica castigos corporales a manos de sus cuidadores.

En Argentina no existen estadísticas que releven la magnitud del abuso sexual en la infancia, pero sí se tiene registro de un aumento año a año en el número de casos que llegan a los servicios hospitalarios y a los juzgados.

También se están detectando más casos de abuso entre pares, con victimarios pocos años mayores que las víctimas. (Fuente: Comunicar Igualdad. Mariana Fernández Camacho. Julio 2015).

Estas medidas deberían comprender procedimientos y programas para proporcionar la asistencia necesaria al niño y a quienes cuidan de él, así como para prevenir, identificar, investigar y tratar situaciones de malos tratos y si corresponde, la intervención judicial (Fuente: www.unicef.org)

La mayoría de las situaciones de abuso sexual infantil se producen en entornos familiares o que el niño frecuenta habitualmente. Es entonces que el abuso sexual conlleva la manipulación de los lazos afectivos, un discurso culpabilizante, la obligación del silencio y del secreto. .

Las consecuencias de ello son la aparición de efectos traumáticos (angustia, miedo), la naturalización de la situación (dado a la dependencia del abusador) y el proceso de sumisión y manipulación que este le impone.

Abuso Sexual: reflexiones y pautas de acción para prevenirlo

Según la Lic. Mónica Laura Creus Ureta, como adultos desde diferentes ámbitos, deberíamos alentar una crianza amorosa, respetuosa de los niños y de sus derechos, que responda, acepte y respete sus necesidades físicas y emocionales, ya que esto genera progresivamente la confianza en sí mismos y en el mundo que los rodea. Al respecto deberíamos entender de una vez por todas que a los niños no se los humilla, no se los amenaza y no se les pega.

Si los adultos humillan a los niños con críticas despiadadas, si los amenazan con daños terribles que sufrirán si no obedecen, lo que aprenderán es que los adultos mienten. Si los padres les pegan con el propósito de enseñarles algo, aprenderán que éstos no son confiables y que son peligrosos. De este modo se sentirán profundamente traicionados por quienes deberían cuidarlos y protegerlos. ¿Cómo confiar en ellos?

Estas actitudes de los padres para con sus hijos, no sólo dañan su autoestima sino que también interfieren en su desarrollo intelectual, emocional, su aprendizaje e integración social. Los llena de rabia e impotencia, aprenden a “someterse”. Los niños golpeados y maltratados no consideran que su cuerpo les pertenezca. Creen que los adultos tienen poder absoluto sobre sus cuerpos, incluso el derecho de causarles dolor. El hecho de que sus cuerpos están sometidos a la voluntad de los adultos, puede hacerlos presa fácil de situaciones de abuso (Fuente: www.abusosexualinfantilno.org).

Información útil

Pautas de acción

Con los niños y las niñas

  • Crear en la familia un clima de confianza y apertura para que el niño pueda hablar de lo que le ocurre, le preocupa, o le resulta extraño.
  • Lograr que los niños adquieran seguridad y autoestima.
  • Los niños que son estimulados tienen un buen concepto de sí mismo, aprenden a respetar su cuerpo y a identificar cuando les faltan al respeto.
  • Educar en el ejercicio de los derechos. Si desde muy pequeños los niños conocen sus derechos tendrán más probabilidades de no quedar expuestos o pedir ayuda frente a situaciones de violencia por parte de adultos y niños mayores.
  • Evitar por todos los medios el castigo físico, ya que el niño puede sentir su cuerpo como algo que puede ser agredido y sobre lo que él no tiene dominio. De este modo puede quedar expuesto a las agresiones de cualquier otro. Si un niño es agredido en casa, aprende que la agresión es normal y que por tanto, cualquier otro lo puede agredir.
  • Enseñarle a reconocer las partes íntimas de su cuerpo (las cubiertas por trajes de baño o ropa interior). Enseñarle que su cuerpo le pertenece y enseñarle a diferenciar los contactos físicos ligados al cuidado y a las demostraciones de afecto, de aquellos que lo hacen sentir mal, son raros o no le gustan.
  • Enseñarle a decir NO. Asegurarse de que el niño sabe decir NO si alguien intenta tocarlo de manera que se sienta incómodo, le parezca incorrecto o lo convoque a mantener en secreto la situación.
  • Explicarle que aunque la mayoría de los adultos son confiables, puede haber personas conocidas o desconocidas, que pueden querer hacerle daño. Decir siempre NO, aún si es alguien de su entorno cotidiano o familiar.
  • Ayudarlo a ubicar adultos confiables a quienes recurrir frente a posibles situaciones de violencia, en los distintos ámbitos.
  • Advertirles que los celulares e Internet pueden exponerlos a situaciones de riesgo ya que algunos adultos los utilizan para buscar contactarse con ellos con fines abusivos.
  • Abordar la temática de la violencia contra los niños y sus diferentes manifestaciones (entre las que se encuentra el abuso sexual) con explicaciones comprensibles y sencillas aunque resulte difícil. Lejos de asustarlos, la intención es empoderarlos y brindarles herramientas para desenvolverse mejor.
  • Explicarles que no se deben aceptar regalos ni favores de desconocidos, no se deben abrir puertas a extraños, ni irse a sus casas o a pasear con ellos sin el permiso de los adultos a su cargo. Conocer a los amigos y personas con las que el niño suele pasar tiempo.
  • Ejercer los derechos en la familia es una práctica de respeto y democracia.

Con adolescentes y jóvenes

  • Ayudarlos a ubicar que su cuerpo les pertenece y si están en una relación, ésta debe estar libre de comparaciones, quejas, chantajes e imposiciones.
  • El estar en pareja estable no significa cumplir o someterse a los deseos del otro: propuestas y/o juegos que hagan sentir mal.
  • Reconocer los comentarios que son descalificaciones y agresiones.
  • Identificar las diferencias entre amistad, afectividad, asesoramiento, sexualidad engañosa.
  • Ser “favorito/a para alguien especial”, (tío, profesor, consejero) no significa tener que entregar algo a cambio o quedar a merced del otro.
  • La sexualidad se vive en intimidad, pero las relaciones afectivas no se esconden. Lo que se oculta normalmente no es bueno: los sentimientos buenos se expresan ante los otros.
  • Ayudarlos a utilizar de modo responsable las redes sociales y los celulares.

Fuente: www.abusosexual- hablemos.com y www. carcarania.gov.ar/19-de-noviembre-dia-mundial-para-la-prevencion-del-abuso-infantil/

Pin It on Pinterest

Share This